jueves, 20 de septiembre de 2012

Oración comunitaria al estilo de Taizé, 22-sept., en San Juan Bautista, San Juan

Este sábado 22-sept, en la parroquia de San Juan Bautista, Dios mediante, habrá oración comunitaria al estilo de Taizé, comenzando tras la eucaristía, sobre las 19:30 y con una duración aproximada de unos 30 minutos. Será en los salones parroquiales.

A continuación se ofrece la oración, por si no puedes asistir y deseas compartirla con otras personas:


INICIO: Canto: Bendecid al Señor.
Canto 2. Página 2 del cancionero.

Salmo 138:
Tras cada estrofa, repetimos todos: El Señor sostiene mi vida.


CORO A: Oh, Dios, sálvame por tu nombre, sal por mí con tu poder.
CORO B: Oh, Dios, escucha mi súplica, atiende a mis palabras.

CORO A: Porque unos insolentes se alzan contra mí y hombres violentos me persiguen a muerte, sin tener presente a Dios.
CORO B: Pero Dios es mi auxilio, el Señor sostiene mi vida.

TODOS: Te ofreceré un sacrificio voluntario dando gracias a tu nombre, que es bueno.

Lectura de la carta del Apóstol Santiago 3, 16-4.3:
Queridos hermanos:
Donde hay envidias y peleas, hay desórdenes y toda clase de males. La sabiduría que viene de arriba, ante todo es pura y, además, es amante de la paz, comprensiva, dócil, llena de misericordia y buenas obras, constante, sincera. Los que procuran la paz están sembrando la paz; y su fruto es la justicia.
¿De dónde proceden las guerras y los conflictos entre vosotros? ¿No es acaso de los deseos de placer que combaten en vuestro cuerpo? Codiciáis lo que no podéis; y acabáis asesinando. Ambicionáis algo y no podéis alcanzarlo, así que lucháis y peleáis. No tenéis, porque no lo pedís. Pedís y no recibís, porque pedís mal, para derrocharlo en placeres.

Lectura del evangelio de Marcos 9, 30-37:
En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos se marcharon de la montaña y atravesaron Galilea; no quería que nadie se enterase porque iba instruyendo a sus discípulos. Les decía: "El Hijo del Hombre va a ser entregado en manos de los hombres, y lo matarán; y después de muerto, a los tres días resucitará".

Pero no entendían aquello, y les daba miedo preguntarle. Llegaron a Cafarnaún, y una vez en casa, les preguntó: "¿De qué discutíais por el camino?".

Ellos no contestaron, pues por el camino habían discutido quién era el más importante. Jesús se sentó, llamó a los Doce y les dijo: "Quien quiera ser le primero, que sea el último de todos y el servidor de todos".

Y acercando a un niño, lo puso en medio de ellos, le abrazó y les dijo: "El que acoge a un niño como éste en mi nombre, me acoge a mí; y el que me acoge a mí, no me acoge a mí, sino al que me ha enviado".

Canto: Laudate.
Laudate omnes gentes, laudate dominum.
Significado: Alabad, pueblos todos, alabad al Señor.

Silencio (unos instantes para meditar las lecturas).


Oración de Intercesión:
Al Señor, fuente de toda verdad, pedimos que escuche estas súplicas que, con gran confianza hacemos llegar hasta Él y, tras cada intercesión, repetimos todos: Que tu bondad nos ayude, Señor.
- Por las Iglesias cristianas, comunidad de bautizados en la fe de Cristo; para que nuestras obras hagan creíble el mensaje del Evangelio. Oremos.
- Por los líderes religiosos, los sacerdotes, los diáconos, las órdenes religiosos, las congregaciones, misioneros y misioneras y todas las personas comprometidas en la evangelización; para que seamos capaces de dar la cara cuando llegue la hora de la verdad. Oremos.
- Por los frutos del viaje del Papa Benedicto a Líbano y su encuentro con hermanos de otras iglesias cristianas y por todos los sembradores de paz; para que confíen siempre en el Señor que libera y llega siempre a la hora justa, aunque a veces tarde en llegar. Oremos.
- Por los pobres, portadores de salvación; para que encuentren siempre esa mano tendida y esa ayuda oportuna. Oremos.
- Por todos los que sirven a la comunidad desde la fe, la gratuidad y el amor; para que encuentren comprensión y ayuda de todos los creyentes. Oremos.
- Por los cristianos ortodoxos, evangélicos y católicos perseguidos en diversos países del mundo, para que pronto haya paz plena y concordia entre religiones y culturas. Oremos.
- Por la unidad de los cristianos, para que pronto seamos todos, un mismo rebaño tras un mismo Pastor. Oremos.
- Para que todas las iglesias, templos y lugares de culto, comunidades y congregaciones, sean lugares de encuentro, acogida y comprensión. Oremos.
Otras intenciones libres: acción de gracias, bendiciones, peticiones...

Padrenuestro.

Oraciones breves:
I. Jesús, luz de nuestros corazones, desde tu resurrección siempre vienes a nosotros. Dondequiera que nos encontremos, siempre nos estás esperando y nos dices: "Venid a mí los que estáis cansados y encontraréis el descanso".
II. Señor Cristo, haz que tengamos los ojos puestos en ti en todo momento. Con frecuencia olvidamos que estamos habitados por tu Espíritu Santo, que rezas en nosotros, que nos amas a todos. Tu milagro en nosotros es tu confianza y tu continuo perdón.
III. Bendícenos, Cristo, mantennos en el espíritu de las bienaventuranzas: alegría, sencillez, misericordia.
IV. Cristo Jesús, sin haberte visto te amamos. Sin verte todavía te damos nuestra confianza. Bendícenos, a nosotros que descansamos en tu paz.
V. Jesús, el Resucitado, tú infundes en nosotros el Espíritu Santo. Quisiéramos decirte: tú tienes las palabras que dan vida a nuestra alma, ¿a quién iríamos sino a ti, el Resucitado?
VI. Jesús, nuestra alegría, con tu continua presencia en nosotros, nos llevas a dar nuestra vida. E incluso si te olvidamos, tu amor permanece, y envías sobre nosotros el Espíritu Santo.
VII. Bendícenos, Jesucristo, tú que nos das dónde descansar nuestro corazón.
VIII Jesús, haz que nos forjemos un corazón decidido para que te seamos fieles. Tú, el Resucitado, proyectas sobre nosotros la luz de tu perdón. Este es el don perfecto. Y, cuando nos atrevemos a perdonar, se despierta en nosotros la alegría de Dios.
IX. Jesús, nuestra paz, procúranos la alegría más grande: tener los mismos pensamientos, el mismo amor, una sola alma.

Canto: Nada te turbe.
Nada te turbe, nada te espante; quien a Dios tiene, nada le falta. Nada te turbe, nada te espante, sólo Dios basta.

Canto: El alma que anda en amor.
Estribillo: El alma que anda en amor, ni cansa ni se cansa.
Canto 6. Página 4 del cancionero.

Para recibir la oración previamente o consultas sobre la oración comunitaria de Taizé
 en la parroquia: espiritudetaize@gmail.com.
Lecturas de: betania.es. Estructura de la oración en: www.taize.fr/es
 XXV domingo del Tiempo Ordinario. 22 de septiembre de 2012. Iglesia parroquial de San Juan Bautista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario