jueves, 9 de enero de 2014

Propuesta de oración comunitaria para la celebración del Bautismo del Señor (12-ene)


Canto inicial:
Qué alegría cuando me dijeron: "Vamos a la casa del Señor". Ya están pisando nuestros pies tus umbrales, Jerusalén.

Reflexión inicial:
Este domingo celebramos la fiesta del Bautismo del Señor. Hace unos días, veíamos al Niño, en el pesebre de Belén, adorado por los Magos. Ahora le contemplamos ya adulto, y se va a someter al bautismo de penitencia de Juan, que Él, obviamente, no necesita. Terminamos el tiempo de Navidad y, el lunes iniciamos el Tiempo Ordinario que nos llevará a la Cuaresma, el 9 de marzo, con el Miércoles de Ceniza. Hemos de ver en el Bautismo del Señor nuestro propio bautismo, pues, en ambos, el Espíritu nos anima a la misión de ayudar y salvar a los hermanos.

Peticiones de perdón:
Un día, también nosotros, fuimos bautizados. ¿Recordamos o nos recuerdan ese momento para ser mejores amigos de Cristo?
TODOS: Señor, ten piedad.
- Un día, también nosotros (en el río Jordán que es la pila bautismal) Dios nos dijo que éramos sus hijos amados y preferidos: ¿Es Dios también lo que más queremos en nuestra vida?
TODOS: Cristo, ten piedad
- Un día, como a Jesús, el cielo también se abrió para darnos una fuerza especial para ser cristianos. ¿La guardamos a través de la oración, la eucaristía, la caridad o el perdón?
TODOS: Señor, ten piedad.

Salmo 28:
TODOS: EL SEÑOR BENDICE A SU PUEBLO CON LA PAZ.
CORO A: Hijos de Dios, aclamad al Señor, aclamad la gloria del nombre del Señor.
CORO B: Hijos de Dios, postraos ante el Señor en el atrio sagrado.

CORO A: La voz del Señor sobre las aguas, el Señor sobre las aguas torrenciales.
CORO B: La voz del Señor es potente, la voz del Señor es magnífica.

CORO A: El Dios de la gloria ha tronado. El Señor descorteza las selvas.
CORO B: En su templo un grito unánime: ¡Gloria! El Señor se siente por encima del aguacero, el Señor se sienta como Rey eterno.

Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles 10, 34-38.
En aquellos días, Pedro tomó la palabra y dijo: "Está claro que Dios no hace distinciones; acepta al que lo teme y práctica la justicia, sea de la nación que sea. Envió su palabra a los israelitas anunciando la paz que traería Jesucristo, el Señor de todos. Conocéis lo que sucedió en el país de los judíos, cuando Juan predicaba el bautismo, aunque la cosa empezó en Galilea. Me refiero a Jesús de Nazaret, ungido por Dios con la fuerza del Espíritu Santo, que paso haciendo el bien y curando a los oprimidos por el diablo; porque Dios estaba con Él".

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 3, 13-17:
En aquel tiempo, fue Jesús desde Galilea al Jordán y se presentó a Juan para que lo bautizara. Pero Juan intentaba disuadirle diciéndole: "Soy yo el que necesita que Tú me bautices, ¿y acudes a mí?".
Jesús le contestó: "Déjalo ahora. Está bien que cumplamos así todo lo que Dios quiere".
Entonces Juan se lo permitió.
Apenas se bautizó Jesús, salió del agua; se abrió el cielo y vio que el Espíritu de Dios bajaba como una paloma y se posaba sobre él. Y vino una voz del cielo que decía:"Este es mi hijo, el amado, mi predilecto".

Silencio (unos instantes de silencio para meditar las lecturas).

Oraciones de intercesión:
Hoy acaba este tiempo Navidad y nos adentramos en redescubrir el mensaje que Cristo nos trae. Te pedimos que abras nuestros oídos para que se haga tu Voluntad de que escuchemos a tu Hijo y repetimos todos: PADRE, AYÚDANOS A ESCUCHAR A TU HIJO.

PADRE, AYÚDANOS A ESCUCHAR A TU HIJO.
- Padre, te pedimos por el Papa, los obispos, los sacerdotes y toda la Iglesia, para que proclamen sin desfallecer el mensaje de Salvación que tu Hijo, el Amado, nos trae. Oremos.
- Por todos los que se bautizarán en este año, o recibirán su primera comunión o el sacramento de la Confirmación para que estos Sacramentos les hagan crecer en el Amor a Dios y fidelidad a su Palabra. Oremos.
- Para que el Bautismo de Jesús nos haga preguntarnos sobre el nuestro. ¿Quién me bautizó? ¿Cuándo? ¿Qué sacerdote? ¿Quiénes fueron mis padrinos? ¿Soy cristiano de verdad? Oremos.
- Por aquellos viven alejados de la Iglesia para que escuchando la Palabra de Dios, le abran su corazón y la pongan en práctica. Oremos.
- Por los enfermos, para que recobren pronto la salud y pueden volver sin más contratiempos a su trabajo en el Reino. Pedimos especialmente por nuestro párroco y nuestro diácono. Oremos.
- Por todos nosotros que hemos vivido un año más las fiestas del nacimiento y el bautismo de Jesús para que limpios de toda impureza nos unamos cada día más a Cristo y vivamos atentos a su mensaje. Oremos.
- Por todos los cristianos perseguidos en el mundo, para que haya una paz y un entendimiento entre culturas y religiones. Oremos.
- Para que todos los templos sean lugares de encuentro y acogida, especialmente, pensando en la unión de los cristianos en la acción y en la oración. Oremos.

Intenciones libres: bendiciones, acciones de gracias, peticiones...

Padre, hoy que te manifiestas a todos los hombres reconociendo en Jesús a tu Hijo y enviado, haz que también todos los hombres de nuestro tiempo lo tengan como Camino, Verdad y Vida. Y juntos, te saludamos, Padre, como tu Hijo nos enseñó: TODOS Padrenuestro...

Oraciones breves:
- Gracias, Dios y Padre, porque al bajar Jesús al río Jordán tienes sed de nosotros, de nuestro amor y de nuestra generosidad, de nuestra conversión y de nuestro corazón.
- Gracias, Dios y Padre, porque no dejas de buscarnos: Lo hiciste en Belén, lo hiciste con ángeles pregonando la Navidad, lo hiciste con una estrella buscando a los Magos
- Gracias, Dios y Padre, porque nos buscarás, dejando a tu Hijo, clavado en una cruz. Lo harás siempre que sea necesario, Señor. Por el ser humano… Todo.
- Gracias, Dios y Padre, porque eres así, Dios y Padre, siempre ofreciendo amor al hombre.
- Dios Padre Nuestro, que quisiste que tu Hijo Querido tomara nuestra frágil condición humana, concédenos por tu Amor, que nos transformemos en pensamiento y en obra en lo que Jesús de Nazaret fue y nos enseñó.
- Dios Padre Nuestro, que salgamos con alegría de esta celebración; hemos terminado un nuevo período de Navidad y nos adentramos en el Tiempo Ordinario, camino de la Cuaresma. Y es que así es la Iglesia, así es la liturgia, siempre en marcha para encontrar los caminos de Jesús.

TODOS:
Santa María, Virgen de Nazaret, Señora de Belén, el tiempo se ha cumplido, la promesa del Padre es ya una realidad,
Dios está entre nosotros como un niño pequeño nacido en un portal.
Qué linda que te ves, Virgen María, con tu rostro sonriente y tu mirada limpia, sosteniendo en tus brazos a tu Niño Jesús, el Emmanuel.
Qué linda que te ves, Madre de Dios, ofreciendo tu Niño a los pastores que alegres y gozosos salieron a buscarlo cuando oyeron a los ángeles cantar el gloria de Belén.
Qué linda que te ves, Virgen y Madre, rodeada de reyes y de sabios que, guiados por la estrella, llegaron a Belén entusiasmados, porque en el mundo había nacido un nuevo rey.
Santa María, Virgen de Nazaret, yo vengo a unirme a ti en este día de gozo y esperanza, para cantar contigo al Dios que da la vida, la gracia y el perdón.

Canto:
Mientras recorres la vida, tú nunca solo estás; contigo por el camino, Santa María va.
Ven con nosotros al caminar, Santa María, ven... ¡María! Ven con nosotros al caminar, Santa María ven...

TODOS: Dios te salve, María, llena eres de gracia... Y gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo...

Textos extraídos de: www.betania.org y de http://semillitademostaza.wordpress.com (oración a María en Navidad).

Dejamos esta propuesta de oración comunitaria para quien quiera compartirla allá donde se encuentre. La compartiremos presencialmente, D.m., el sábado día 11 de enero de 2014, en los salones parroquiales de la Iglesia de San Juan Bautista (Barrio Bajo de San Juan de Aznalfarache), sobre las 19:00, al terminar la Eucaristía de 18:30.

No hay comentarios:

Publicar un comentario