martes, 8 de marzo de 2016

Lectura del Evangelio del domingo 13 de marzo de 2016 y breve reflexión


13 de marzo de 2016: Evangelio según San Juan 8,1-11. 

Jesús fue al monte de los Olivos. 
Al amanecer volvió al Templo, y todo el pueblo acudía a él. Entonces se sentó y comenzó a enseñarles. Los escribas y los fariseos le trajeron a una mujer que había sido sorprendida en adulterio y, poniéndola en medio de todos, dijeron a Jesús: "Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. Moisés, en la Ley, nos ordenó apedrear a esta clase de mujeres. Y tú, ¿qué dices?". 

Decían esto para ponerlo a prueba, a fin de poder acusarlo. Pero Jesús, inclinándose, comenzó a escribir en el suelo con el dedo. Como insistían, se enderezó y les dijo: "El que no tenga pecado, que arroje la primera piedra".  E inclinándose nuevamente, siguió escribiendo en el suelo.

Al oír estas palabras, todos se retiraron, uno tras otro, comenzando por los más ancianos. Jesús quedó solo con la mujer, que permanecía allí,  e incorporándose, le preguntó: "Mujer, ¿dónde están tus acusadores? ¿Alguien te ha condenado?". 

Ella le respondió: "Nadie, Señor". "Yo tampoco te condeno, le dijo Jesús. Vete, no peques más en adelante". 

Breve reflexión sobre el Evangelio del 13 de marzo de 2016: Encadenados (Juan 8, 1-11).

Juan: “Valiente sinvergüenza ese de Antonio, casado y con tres niños pequeños y tirándole los tejos a otra secretaria. Cuando se la lleve al huerto la despide para tener otra nueva”.
Antonio: “Qué bajo ha caído Susana, la vi el otro día con un muchachito casi un niño besándose en el parque; ahora busca parejas de las que podía ser su madre, su hijo es de esa edad”.
Susana: “No me podía creer lo que estaba oyendo. Una chavala con pinta de “choni” iba a abortar y se lo contaba a la amiga como si tal cosa. Y no era el primero que se quitaba. ¡Qué asco!”.
Chavala Choni: “Pues en la clínica del aborto había una vieja con la nariz empinada y mirando de reojo. ¿Qué le da asco si su hija estaba allí para lo mismo que el resto de nosotras?
La de la nariz empinada: “No me lo digas: ¿qué habéis visto el coche de don Rodrigo parado en el bar de alterne de la salida a Málaga?, ¿y visteis bien la matrícula?”.
Don Rodrigo: “No hay nada que me dé más asco que un bujarrón; “gays” se llaman; y eso dice que es Marcos".
Marcos: “Muchos nos critican, pero ellos, reprimidos y asquerosos, quién sabe lo que ven y hacen por internet. No veas las páginas de internet que visita ese beatorro de Juan”...

Y tú, ¿a quién desprecias? Ten cuidado que la vida es complicada. Busca vivir un amor recto y verdadero, y deja de condenar. El Señor nos dijo que venía a ser médico y no juez, que venía a curar, no a condenar. Las condenas, las cargó en sus hombros.

Reflexión realizada por el Rvdo. P. D. Joaquín Castellón Martín, párroco de San José Obrero, en San Juan de Aznalfarache.

No hay comentarios:

Publicar un comentario