miércoles, 10 de agosto de 2016

"Dios ha estado grande con nosotros", de San Juan de Aznalfarache a la JMJ de Cracovia 2016

Después de tener incertidumbre hasta última hora, pude realizar el sueño esperado desde que el papa Francisco anunciara desde Río de Janeiro que la siguiente Jornada Mundial de la Juventud sería en Cracovia. Todo empezaba un 14 de enero, cuando formalizaba la plaza y empezaba un largo camino que tendría como destino Cracovia 2016.

Era una experiencia que causaba distintas emociones en mí: separarme de mi familia,  ir a un país extranjero, con su lengua también extranjera, montar por primera vez en avión....

Se va acercando el 19 de julio y hay que preparar 2 equipajes: El primer equipaje es el humano. Ropa, documentación, neceser... El segundo es el espiritual. Penitencia, oración, eucaristía... Preparado llego a esa noche previa con insomnio, preludio de que algo bello pasará en mi vida.

Una vez estoy en Breslavia, para pasar los días en la diócesis, una maravillosa familia nos acogió. Alli aprendí que la barrera lingüística reside en nuestro interior, porque hay un lenguaje que es universal, el del amor.

El 25 nos reunimos todos los jóvenes de España en Czestockowa; ahí pude admirar la gran cantidad de jóvenes que nos congregamos bajo una misma fe. Al atardecer marchamos hacia Bochnia, lugar donde nos estableceríamos durante la JMJ.

Esperando el tren, en otros lugares de la estación, esperando ver al Papa, en las eucaristías, en las catequesis... Buscas un momento de silencio para profundizar en tu fe, rezar, pedir, preguntar y, en gran medida hallar respuestas.

Tras una semana de la conclusión, sólo tengo palabras de agradecimiento a todos los que han pasado por mi vida: sacerdotes, jóvenes, familias de acogida en Bochnia y Breslavia, voluntarios y, por supuesto, al Señor de nuestra vida por estar grande con nosotros.

Y lo mejor de todo es que esta experiencia vivida acaba realmente de comenzar, porque nuestra labor está en comunicar que el Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres.


Pedro, de San Juan de Aznalfarache, a 9 de agosto de 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario